02 noviembre 2006

Nos resistimos a dejarte morir Mapu Ñuke (Del mapudungun Madre Tierra)

Foto: G.Panginewen
Chemamull tallado por estudiante Mapuche del liceo de Los Sauces

La muerte se nos presenta como el fin de un ciclo y nacimiento de otro. El dolor y la pena de quién parte al lugar oculto, en la Cordillera de Nahuelbuta en la Araucanía a encontrarse con sus kuyfikeche antiguos. Al entrar a este lugar se pueden ver una gran cantidad de Vilü culebras colgadas, ahumándose bajo las brasas. Hay una gran mesa larga donde están todos con su Nütram conversación, con su mate, esta lleno este lugar casi todos llegaron, ahí veo a lonkos y machis. Estamos a los pies de un cerro, hay niebla mañanera, niebla mas humo. Se siente bien pero ellos no están bien, sus rostros estan tristes. Conversan preocupados, de hecho mi presencia parece no notarse. Me acerco, Pu peñi los hermanos, están conversando con sus lamgen hermanas, una noticia los tiene inquietos, pronto este lugar será arrasado por las forestales. La tierra, según conversa, ya esta demasiado cansada y conserva sus últimos respiros, los seres humanos traicionaron su confianza y prefieren su bienestar económico, ahora son seres sin alma. Son hombres, son mujeres, son niños con la piel dura.

Despierto. Era un sueño, nuestros abuelos nos están avisando de lo que se avecina, pero aún tenemos tiempo para evitarlo. Buscamos aliados, Inchiñ kamollfunche Somos gente de sangre, al parecer diferente, que ha nacido en su territorio y que ha vivido en relativa armonía junto a ustedes nuestros hermanos mapuche. Vuestra Mapu Ñuke es también nuestra Madre Tierra. Estamos en la misma defensa por ella, y estamos a la vez protegidos por ella. Pero no podemos dar esta lucha solos, debemos buscar ayuda, alianzas. No debemos repetir la historia de hace cien años. De eso debemos sacar enseñanzas, eso significa que debemos formar un solo ser, para hacer frente al monstruo, que algunos llaman “progreso” y otros “crecer con igualdad”. La tierra, la biodiversidad están cada vez mas amenazadas.

No podemos perder tiempo. Debemos concentrar todas nuestras fuerzas, mas el último respiro de la Mapu Ñuke Madre Tierra. Ella se dormirá por un tiempo. Estará descansando después de cientos de años de humillaciones, miles de años de desprecio.

NOSOTROS UNIDOS PELEAREMOS PARA DEFENDERLA Y DEJAR COMO LEGADO A NUESTROS HIJOS Y NIETOS, UNA MAPU ÑUKE EN PAZ Y ARMONÍA. UNÁMONOS! SEAMOS UN SOLO SER, SIN DIVISIONES NI TRAICIONES, YA NO MÁS! BASTA DE INJUSTICIAS CON LA TIERRA Y SU GENTE!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es triste que los seres humanos tomen conciencia a través del dolor, un llamdo a cuidar nuestra madre es coherente para cualquiera que está despierto ¿cuántos estan realmente despiertos? ¿Cuántos están conscientes de que la tierra es un ser vivo, y que debemos respetarla como a cualquier otro ser vivo? ¿Cuántos de nosotros comemos animales, y gracias a eso siguen torturando y maltratando a miles de seres vivos? Ximena

Gonzalo Pangi Newen dijo...

Sin duda, compartimos tu pensamiento. Los seres humanos han dormido por mucho tiempo, y con ellos, su conciencia. Pero ya es hora de que despierten de su letargo.

A nuestro pesar, la información de lo que pasa con los problemas ambientales, sociales y culturales que provocan los Grupos Económicos que, a fin de cuentas, gobiernan este país, no esta disponible masivamente (ya sea, en La Tercera controlada por un grupo económico o en El Mercurio, controlada por otro grupo económico de larga data).

Por ello, es que estos canales de información son los únicos por los que, de momento, podemos utilizar para denunciar.

Para crear conciencia en las personas hay que explicarles los problemas muy bien informados y en forma clara y detallada, con fundamentos. Porque denunciar por denunciar, es válido, pero no sirve.

Te invitamos a participar de la página, denunciando hechos de los cuales tengas conocimiento y de transmitir las denuncias acá hechas. Estamos en contacto y gracias por tu valiosa opinión.

BIODIVERSIDAD AMENAZADA