10 octubre 2006

Todo nuestro sentir en palabras de Eliana Pulquillanca Nahuelpan

A Eliana la conocimos en un encuentro Mapuche que se realizó en Los Sauces. Con ella recorrimos parte del pueblo, destrozado por la plantaciones forestales y con sus poemas nos hizo pensar mucho. El poema que sigue a continuación es el que nos identifica, el que nos da el newen para seguir, el que nos recuerda el dolor de nuestra gente, de nuestra tierra.
ES MI PALABRA

Mis palabras son simples,
no llevan serpentinas.

Mis poemas son réplicas de un pueblo valiente,
mi palabra es camino pedregoso.
Yo canto el dolor de los árboles cortados.

Mi canto florece como foye,
es agua que fluye del Lafkenche.

Mi palabra es sol, es lluvia, tormenta
es sendero de invierno.
Es tierra… simplemente.

Mi palabra es surco,
es semilla que se para en el cemento,
es trueno que hiere al racista,
es lágrima que se une al Bío-Bío.
Yo hablo de la lucha,
de la fuerza,
de la rabia retenida,
de la paciencia colmada.
Me duelen los golpes que en Lumaco
azotan el rostro de mis hermanos.
...es mi sangre la que brota.
En Los Sauces, los abuelos bosques,
han sido reemplazados
por pinos y eucaliptus,
que secan el agua,
que enferman la tierra.
En Lleu-Lleu los espacios a recuperar,
los azota la furia policial.
Eliana Pulquillanca Nahuelpan
mas de sus poemas los puedes encontrar en :http://lavquen.cl.tripod.com/elianapulquillanca.html

06 octubre 2006

A los políticos Ultra-Nacionalistas chilenos



por Gonzalo Panginewen


Durante las últimas semanas, el gobierno de Chile y los partidos de todos los colores, hicieron una fuerte campaña nacionalista contra el ecologista Douglas Tompkins. Todo esto como preámbulo a lo que el ministro del MOP, Eduardo Bitrán, anunciara en el congreso que el trazado que unirá Palena con el resto del país obedece a un tema de soberanía.

Cuando fueron las tomas de los secundarios y surgieron grupos neonazis atacando los colegios y liceos, uno pudo haber pensado que se trataba de hechos aislados y que eran solo acontecimientos de contingencia. Pero escuchando el nacionalismo exhacerbado con que los políticos atacaban y defendían el proyecto que le costará al país mas de 100 millones de dolares, a uno le surgen un mar de dudas. ¿Qué conectará esta carretera realmente, a los habitantes de Palena o los enormes terrenos que las empresas forestales tienen al sur del Santuario de la Naturaleza Parque Pumalín? ¿Donde irán a parar las 1000 hectareas que se talaran en este Santuario? ¿Por qué si fue declarado Santuario de la Naturaleza, ya que posee ecosistemas únicos en el mundo (Leasé: QUE NO EXISTEN EN OTRA PARTE DEL MUNDO), se modificará parte de su valiosísimo ecosistema?

Hay una frase que es para el bronce y que nos hace entender el porque de las decisiones de quienes están en el gobierno, que tal vez, nunca han visto crecer una planta:
"El señor Tompkins siempre piensa en la tierra y en la naturaleza, que estamos todos de acuerdo que hay que cuidar, pero también primero están los seres humanos", Belisario Velasco, Ministro del Interior.

Solo les digo a estos políticos, que todo el daño que están haciendoles a nuestra tierra y su gente para favorecer sus propios intereses económicos. Uno podría comprender su poca conciencia de lo que significa cuidar y proteger la biodiversidad, ya que ustedes nunca han visto crecer una planta, no saben que significa eso. Tal vez si tuvieran conocimiento de lo natural, de lo que nos da la vida y de lo que nos mantiene subsistiendo en la tierra, no se empeñarían en destruirla.
La explotación de los recursos naturales, es uno de los pilares de un exito económico que solo empresarios y políticos ven y gozan. A nosotros, solo nos queda sobrevivir el día a día, sin regalias ni viáticos, luchando cada día por llevarnos un pan a la boca.

La verdadera razón del trazado por el Santuario de la Naturaleza


No solo va a destruir los valiosos ecosistemas que están dentro del Santuario, sino que, la idea es poder tener la conectividad con la cual trasladar por tierra todos los insumos necesarios para construir nuevas centales hodroeléctricas. Considerando solo el territorio de aysen, los empresarios dicen que su potencial hidroeléctrico es de 8.040 MW, lo que equivaldría a 12 centrales Ralco, o sea que se destruirán miles y miles de hectareas de Ecosistemas únicos en el mundo, que se supone están protegidos por ley.
Hemos sido muy considerados con los políticos y los hemos dejado actuar a su antojo. PERO YA BASTA. NO SEGUIREMOS PERMITIENDO QUE HIPOTEQUEN NUESTRO FUTURO Y DE LOS QUE NOS SUCEDERÁN. LA VIDA DEBE CONTINUAR Y NO DEJAREMOS QUE USTEDES LA DESTRUYAN. BASTA DE POLITIQUERÍA BARATA. SI QUIEREN LEGISLAR Y APROBAR PROYECTOS, PRIMERO DEBEN CERCIORARSE EN LA REALIDAD SI LO QUE VAN A APROBAR NOS VA A BENEFICIAR. ENTIENDAN QUE USTEDES NO SÓLO NOS ESTÁN PONIENDO EN RIESGO A NOSOTROS, SINO QUE, A USTEDES MISMOS, PIENSEN QUE SUS HIJOS NO SOLO NECESITAN DINERO, TAMBIEN DEBEN SABER QUE NECESITAN TENER CONTACTO CON LO NATURAL, CON LA VIDA.

05 octubre 2006

Ante la negativa del Estado de Chile a reconocer nuestra Autonomia como Nación Originaria Mapuche

por Gonzalo Panginewen
Foto: G.Panginewen

Consideramos que la riqueza de los pueblos esta en los valores de cada una, en su diversidad. La gente sabe adaptarse a una diversidad de condiciones. El mundo se construye en torno a muchos conocimientos y saberes, cada pueblo aporta a la cultura en general. Pero todo esto se hace basado en el respeto (no en la tolerancia) por los otros. Las políticas forestales del gobierno junto con empresarios no esta respetando este principio que debería ser básico para las personas.

Los contactos entre dos culturas, como la Mapuche y chilena-occidental, han tenido efectos desastrosos sobre la primera, y ha provocado cambios profundos en sus modos de vida.

El proceso de aculturación, entendida como una cultura que se cree superior (occidental-chilena) entra en contacto con otra que cree inferior para hacerla desaparecer, lleva intrínsecamente una fuerte carga de etnocentrismo. Esto no se debe seguir manteniendo. Se deben integrar las diversas realidades, las diversas culturas de este país. Chile no es monocultural, sino que es pluricultural, y aquellos que siguen manteniendo que en Chile solo hay chilenos, no deberían seguir negando a las otras personas que habitan este territorio, desde antes que Chile se formara como Estado.

No decimos que el Mapuche sea puro, de encerrarlos en rukas y poner una muralla para que no entren en contacto con nadie. No se trata de hacer reservas Mapuche, ya que, los que se han puesto a hacer reservas han fracasado. Las culturas, como los Mapuche deben abrirse al mundo, al conocimiento de la gente. Ellos lo hacen o por lo menos lo intentan. Pero encuentran un fuerte recelo por parte del Estado. Este les ha negado cualquier posibilidad de participación en su propia forma de ser y organizarse. ¡Basta de imposiciones políticas, económicas y socioculturales!

Si bien, los Mapuche tienen los deseos de participar de un estado, hay un estado que no los deja participar en sus propias formas de vida, con sus propias maneras de ser gente. En lo que se muestra evidente esta falta de diálogo, es en la poca o nula participación que tienen las comunidades en la participación de los procesos que les afectan y competen. Por ello, debe haber una participación activa de las comunidades en la protección, desarrollo y administración de los recursos existentes en su territorio.

Así, exigiendo participar en las decisiones que nos afectan, en conjunto con distintas comunidades y organizaciones mapuche, marchamos durante tres dias en el mes de marzo, mas de 100 kilómetros hasta la capital regional, Temuco. Allá fuimos recibidos por carabineros, armados con escudos, cascos y armas de fuego. Los marchantes éramos jóvenes, niños, mujeres, ancianos, ancianas, machis, longkos, dirigentes, que como únicas armas llevábamos tocando nuestros instrumentos, nuestros gritos de fuerza, nuestros carteles de denuncia. Prometieron escucharnos, nos dijeron: "dialoguemos". No hubo dialogo. Solo nos pusieron sus alternativas, sin siquiera analizar las nuestras, ni menos si sus alternativas nos iban a beneficiar.
Por ello que no nos queda otra salida que luchar por lo mas valioso que tenemos, nuestros hijos, nietos y sus descendientes, para que ellos disfrutan de una mapu en paz y armonía, ya que esperando solo conseguiremos que nos aniquilen y borren del mapa.
Ya comprendimos que sentarse a esperar el "dialogo" que el gobierno ofrece, es seguir condenandonos. Es hora que nos sentemos a exigir a las mismas empresas forestales que dejen de destruir nuestro espacio. Tenemos pruebas tangibles de sus desastrozos efectos sobre el medio ambiente y las personas. Antecedentes que han sido presentados al gobierno, pero que este niega a aceptar.

En Memoria de Lautaro Millao Avendaño

Foto: Homero Antileo


Lamentamos profundamente tu partida. La energía que nos dejaste, nos da fuerza e ilumina nuestro camino.


foto: Homero Antileo
Un breve homenaje a Lautaro Millao Avendaño. Nuestras sinceras condolencias a su familia, en especial a su madre.

Homero Antileo y Gonzalo Garcés

02 octubre 2006

Fumigaciones forestales provocan la muerte de personas en Los Sauces, IX


El pasado mes de julio, se cumplieron 9 años desde que Marcelo Olivero de 14 años y Margarita Espinoza de 70 años, murieran a causa de ingerir hongos silvestres comestibles, envenenados con pesticidas de la Plantación Forestal, que Forestal Mininco, perteneciente a la familia Matte, tiene en un cerro sagrado de la Reducción Mapuche de Keuke, Los Sauces IX región. No solo murieron dos personas, sino que otra decena también se intóxicaron, quedando con secuelas físicas y psicológicas hasta el día de hoy.
Así lo informaba la prensa de la época:
“...En julio de 1997, en la comunidad Lorenzo Quilapi, a 4 km de la comuna de Los Sauces, varias personas resultaron envenenadas al consumir gargales, el mismo tipo de hongos que ancestralmente han consumido los mapuches, recolectándolos de los árboles de coigüe. Pero la recolección, una práctica habitual para estas familias, la hicieron en esa oportunidad cerca de Queuque, poco después de la aplicación de plaguicidas con fumigaciones aéreas en plantaciones de pino del sector. La familia asegura que a consecuencias de esa ingesta falleció el alumno del séptimo año básico de la Escuela G69 La Villa, Marcelo Olivero, de sólo 14 años.” (Fuente: Diario Austral, 17 de julio 1997)

Y así lo recuerdan algunas personas de Keuke, como la actual dirigenta, Irenia Antileo:

"Eduardo recogió 4 hongos grandes, andaba viendo los animales; los llevó a la casa, los prepararon con cebolla; eran cuatro en la casa, todos comieron. Se colocaron amarillos y vomitaban, los vinieron a buscar en un jeep de la muni (de Los Sauces), no había ambulancia ni doctor..."
"Otra familia también comieron... eran tres y murió el niño, a lo mejor comió mas y se murió..."
"El doctor le dijo a Eduardo que no entendía como sobrevivió: "Tú tenías que estar muerto" le decía".
"Tres hermanos de mi papá estaban envenenados; mi papá se enfermó también, todos creían que había comido hongos, él se enfermó de pena por sus hermanos..."
"Despues nunca más comimos hongos... salió en las noticias, en la tele, entrevistaron a muchas personas; a alguien de acá le preguntaron sobre lo que pasó, el dijo que no respondía porqeu aunque sabía la verdad no le iban a tomar en cuenta.."
"En ese tiempo había menos plantación, la (Forestal) Mininco fumigaba y cuando le reclamaban decían que nosotros no sabiamos recoger hongos, que por eso pasó eso... ¿Cómo puede ser eso? uno sabe, ha vivido siempre aquí y conoce todo.... los hongos se contaminaron por la fumigación...
Los guardabosques decían que nosotros teniamos la culpa... Despues que pasó esto en el Consultorio de Los Sauces, pusieron un cartel que decía:

"NO CONSUMIR HONGOS"
(ESPECIALMENTE LOS DE KEUKE)

"Yo conversé con otro de la Forestal que venía para acá, y el preguntó porque no habíamos hecho nada... Es dificil... todo quedó ahí..."
La mayoría de los intoxicados estuvieron mas de un mes en el hospital de Angol. Mientras se llevaba a cabo la investigación, nadie defendió a los intoxicados.
"La Fresia decía me gustaría tomar mate acostada y quedarme viendo tele; estaba sentada, se tomó el mate y murió en la silla...; también estaba envenenada."
"Ahora también fumigan, pasan en helicóptero... eso hace mal a todo, ya no tenemos frutas como antes, yo creo que esó afecta. El agua también falta, yo sembré cilantro y creció chiquitito y se subió..."
Don Floridor Antileo Liempi, el habitante mas antiguo de keuke nos conversa sobre las consecuencias de las fumigaciones descontroladas y sin aviso alguno:

"Cuando andaban tirando ese liquido aquí. Fijese que de aquí nunca 25
metros pasaron pa´lla, el avión... Fijese que aquí se murieron las abejas. Y quien
sabe donde se puede reclamar. Ahí es donde estamos mal. Nadie nos aviso que
iban a fumigar. Ni del avión. Si en avión tiran el liquido. Y fijese que. Si aquí ha
habido muchos problemas ocasionados. Había una vecina donde estaba la casa
ahí. Esa viejita se murió. Era sola. Entonces ah, tiraron liquido alla, en el Tren-
Tren arriba (Forestal Mininco). Entonces fue a buscar los animales y dice que le
vino como un olor, como cebolla podrida. Y de eso murió. Hasta los perros
murieron. Y mas. Paso una familia. Un sobrino mío. Casi se muere toda la
familia y mas se murió un muchacho de Los Sauces. Se dice que se comió un
gargal. Que no. Que nacen callampas del suelo envenenadas. Mentira. Yo jamas
hoy día le voy a decir a mi padre que nacían callampas envenenadas. Como va a
tener veneno la tierra!!?. No puede ser!. Y eso tamién todo el tiempo el hualle da
una callampa blanca, una callampa amarilla y otra azul. De eso todo se comía.
Fijese y ahora. De eso todo se comía. Y de eso recogieron. Como sabían y no le
avisaban. Buta, se murió la gente. El muchachito ese se murió. Tenía 12 años el
cabro y yo estaba enfermo y afiebrado esos dias y me llevaron al hospital y ahí
estaba el muchachito. Que te duele le dijeron… no me acuerdo quien, un
carabinero parece que le preguntó. –“me duele el estomago”, dijo. Lo llevaron al
tiro pa´Angol, murió. Si yo no estoy mintiendo. Toy hablando lo que es verdad.
Oiga y yo no le conocía el nombre. El chileno le decían al pobre amigo, al padre.
Pero no se como se llama, el padre. Gente pobre. Andaban cazando y se pillaron
un gargal. El cabrito subió arriba y se llevo el gargal. Se comió el gargal. Y eso
fue que se envenenó, y se envenenó la made también así. Se vieron fregados,
pero el cabro comió mas y murió. (Forestal Mininco había fumigado en una
plantación adyacente al bosque de hualle) -¿y avisaron que iban a fumigar?
Si no avisan nada. Eso es lo fregao. Porque llegaban no mas y tiraban ellos.
Buta. No avisan nada… y cuando se avisó. Despues cuando vieron a la gente
enferma, ya de aquí esta gente supo, de Arauco. Ahí unos empleados, unos que
andaban. Mañana vamos a tirar y fue la vieja a carabineros. Y vino un capitan
y lo pilló ahí a esos dos. Y le dijeron que no tenían que tirar. Del filo (del cerro)
pa´lla si. Del filo pa´ca no. Del filo pa´lla no mas tenían que tirarle dijeron. Así
que eso estuvo bueno. Que si ellos nos decían también. Esto es un veneno que le
puede hacer mal a ustedes en comía. No, no hacían, no decían ni una cosa. -¿y si la Mininco habría avisado que iiban a fumigar, ustedes habrían sacado hongos?
No pue. No po. No habriamos sacado nada. Porque ya se habría dicho a la gente;
buta tiraron veneno. Fijese que tiraban en avión lloviendo, tiraban. No se si eso
se pegaría mejor, a si no se cual el… pero este (el avión) cuando pasó por aquí no
no estaba lloviendo. Y pasó un poquito mas arriba por una mata. Y pasó el
caballero vuelta y vuelta… ahí teníamos 10 familias de abejas… se murieron
toda y así a todos se le murieron pa´abajo. Y despues se armó otra vez ahora,
nuevamente otra vez..."