02 noviembre 2006

La Tierra Sangra!! y da sus últimos respiros y gritos desesperados, clamando piedad

Preocupante es la situación que se vive en un pequeño pueblo de La Araucanía, llamado Los Sauces. Donde antes existió una espesa selva, con cientos de especies nativas, ahora no es mas que un ambiente de destrucción.
Los Sauces posee 80 mil hectáreas de extensión, de las cuales mas de la mitad pertenecen a empresas forestales o están plantadas con pinos y eucaliptus. Solo Forestal Mininco posee 20 mil hectáreas en la comuna. Mucho se ha defendido que aportan a la "calidad de vida" de las poblaciones que rodea, pero en la práctica solo ha sido destruir, contaminar y eliminar todo rasgo de vida natural. Las imagenes que reproducimos a continuación, son una pequeña muestra de los efectos nocivos de las plantaciones forestales.

Foto: G.Panginewen
Pelliñ mutilado por incendio en la última montaña (Mawida) con nativo de Los Sauces

Foto: G.Panginewen
Contaminación de las aguas con pesticidas y escurrimientos de tierra de Forestal Arauco de Anacleto Angelini en sector Keuke, Los Sauces

Foto: G.Panginewen

Tala de robles ordenada por Forestal Mininco de Eliodoro Matte en sector Keuke Alto, Los Sauces

Foto: G.Panginewen

Tala rasa de 1000 (mil) hectáreas de una plantación de pinos (Pinus radiata) y de eucaliptos (Eucalyptus globulus) de Forestal Mininco de propiedad de Eliodoro Matte. Esta plantación se ubica al costado de varias comunidades Mapuche y de esteros de agua.

Durante los últimos 6 años, entre los meses de noviembre a mayo, no se encontraba ni una gota de agua por los alrededores, por lo que la municipalidad debía abastecer del recurso vital mediante camiones aljibe.

Increiblemente, una vez que fueron talados a rasa, dejando una vista desoladora, ocurrió lo increible, EL AGUA VOLVIÓ A BROTAR.

Desgraciadamente, están volviendo a plantar, sin dar un descanso necesario a la tierra para que se reponga de macabro ataque, la forestal se defiende diciendo: "La Ley nos lo permite".

Pero, y nosotros, ¿lo permitiremos?.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola
La verdad es que he tenido la oportunidad de conocer el sector que mencionas, siempre he pensado que es un lugar agreste, sin vida. Respecto al tema de las forestales tengo opiniones encontradas, si bien es cierto son una gran fuente de recursos económicos para el país, no es menos cierto que las grandes empresas forestales, que todos conocemos, en su afan de producción no se preocupan de lo que pueda pasar con el resto. Pero que se puede hacer al respecto?, se le puede ganar la batalla a los grandes empresarios de éste país?.

Saludos.

Gonzalo Pangi Newen dijo...

Lo que puedes hacer es informar a tú papá, a tú mamá, a tus tíos, atus tías, a tus abuelos, a tus herman@s, a tus vecin@s, a tus amig@s, a tus compañer@s de escuela, de trabajo, de universidad.

Decirles lo que las empresas forestales están provocando en el medioambiente y en las personas. Cuéntales que en un pequeño pueblito de la araucanía, llamado Los Sauces, donde han muerto dos niños en los últimos años por comer hongos comestibles envenenados por pesticidas (que las forestales usan para "cuidar sus inversiones"); cuéntales que en algunas partes de Los Sauces el agua ya se acabó (prueba de ello son los camiones aljibes que abastecen de agua a comunidades que ya no disponen del recurso vital); cuéntales que en el norte del país hay niños que se contaminaron con el plomo que las mineras descargan en los ríos y que deben llevar esa carga y ese dolor por siempre. Diles que nuestra tierra la están destruyendo y que no lo seguiremos permitiendo. Preguntales como era el lugar donde vives cuando ellos eran niños y como ha cambiado con el tiempo. Nos comentas que te dicen, gracias. BIODIVERSIDAD AMENAZADA.

alejandra dijo...

Todo eso ya lo he hecho, pero no se de que sirve, lo que se necesita, y ésta es mi humilde opinión, son hechos, tratar de educar a la gente. Por ejemplo muchos de nosotros, y me incluyo, no sabemos que hacer con algunos residuos los que muchas veces los botamos en cualquier parte. Yo se que no se puede tratar de obtener fondos del estado para estos fines, eso sería un sueño, pero quizás empezar por crear conciencia es mejor que no hacer nada. Por mientras, lo voy a practicar en mi entorno. Saludos.