02 octubre 2006

Fumigaciones forestales provocan la muerte de personas en Los Sauces, IX


El pasado mes de julio, se cumplieron 9 años desde que Marcelo Olivero de 14 años y Margarita Espinoza de 70 años, murieran a causa de ingerir hongos silvestres comestibles, envenenados con pesticidas de la Plantación Forestal, que Forestal Mininco, perteneciente a la familia Matte, tiene en un cerro sagrado de la Reducción Mapuche de Keuke, Los Sauces IX región. No solo murieron dos personas, sino que otra decena también se intóxicaron, quedando con secuelas físicas y psicológicas hasta el día de hoy.
Así lo informaba la prensa de la época:
“...En julio de 1997, en la comunidad Lorenzo Quilapi, a 4 km de la comuna de Los Sauces, varias personas resultaron envenenadas al consumir gargales, el mismo tipo de hongos que ancestralmente han consumido los mapuches, recolectándolos de los árboles de coigüe. Pero la recolección, una práctica habitual para estas familias, la hicieron en esa oportunidad cerca de Queuque, poco después de la aplicación de plaguicidas con fumigaciones aéreas en plantaciones de pino del sector. La familia asegura que a consecuencias de esa ingesta falleció el alumno del séptimo año básico de la Escuela G69 La Villa, Marcelo Olivero, de sólo 14 años.” (Fuente: Diario Austral, 17 de julio 1997)

Y así lo recuerdan algunas personas de Keuke, como la actual dirigenta, Irenia Antileo:

"Eduardo recogió 4 hongos grandes, andaba viendo los animales; los llevó a la casa, los prepararon con cebolla; eran cuatro en la casa, todos comieron. Se colocaron amarillos y vomitaban, los vinieron a buscar en un jeep de la muni (de Los Sauces), no había ambulancia ni doctor..."
"Otra familia también comieron... eran tres y murió el niño, a lo mejor comió mas y se murió..."
"El doctor le dijo a Eduardo que no entendía como sobrevivió: "Tú tenías que estar muerto" le decía".
"Tres hermanos de mi papá estaban envenenados; mi papá se enfermó también, todos creían que había comido hongos, él se enfermó de pena por sus hermanos..."
"Despues nunca más comimos hongos... salió en las noticias, en la tele, entrevistaron a muchas personas; a alguien de acá le preguntaron sobre lo que pasó, el dijo que no respondía porqeu aunque sabía la verdad no le iban a tomar en cuenta.."
"En ese tiempo había menos plantación, la (Forestal) Mininco fumigaba y cuando le reclamaban decían que nosotros no sabiamos recoger hongos, que por eso pasó eso... ¿Cómo puede ser eso? uno sabe, ha vivido siempre aquí y conoce todo.... los hongos se contaminaron por la fumigación...
Los guardabosques decían que nosotros teniamos la culpa... Despues que pasó esto en el Consultorio de Los Sauces, pusieron un cartel que decía:

"NO CONSUMIR HONGOS"
(ESPECIALMENTE LOS DE KEUKE)

"Yo conversé con otro de la Forestal que venía para acá, y el preguntó porque no habíamos hecho nada... Es dificil... todo quedó ahí..."
La mayoría de los intoxicados estuvieron mas de un mes en el hospital de Angol. Mientras se llevaba a cabo la investigación, nadie defendió a los intoxicados.
"La Fresia decía me gustaría tomar mate acostada y quedarme viendo tele; estaba sentada, se tomó el mate y murió en la silla...; también estaba envenenada."
"Ahora también fumigan, pasan en helicóptero... eso hace mal a todo, ya no tenemos frutas como antes, yo creo que esó afecta. El agua también falta, yo sembré cilantro y creció chiquitito y se subió..."
Don Floridor Antileo Liempi, el habitante mas antiguo de keuke nos conversa sobre las consecuencias de las fumigaciones descontroladas y sin aviso alguno:

"Cuando andaban tirando ese liquido aquí. Fijese que de aquí nunca 25
metros pasaron pa´lla, el avión... Fijese que aquí se murieron las abejas. Y quien
sabe donde se puede reclamar. Ahí es donde estamos mal. Nadie nos aviso que
iban a fumigar. Ni del avión. Si en avión tiran el liquido. Y fijese que. Si aquí ha
habido muchos problemas ocasionados. Había una vecina donde estaba la casa
ahí. Esa viejita se murió. Era sola. Entonces ah, tiraron liquido alla, en el Tren-
Tren arriba (Forestal Mininco). Entonces fue a buscar los animales y dice que le
vino como un olor, como cebolla podrida. Y de eso murió. Hasta los perros
murieron. Y mas. Paso una familia. Un sobrino mío. Casi se muere toda la
familia y mas se murió un muchacho de Los Sauces. Se dice que se comió un
gargal. Que no. Que nacen callampas del suelo envenenadas. Mentira. Yo jamas
hoy día le voy a decir a mi padre que nacían callampas envenenadas. Como va a
tener veneno la tierra!!?. No puede ser!. Y eso tamién todo el tiempo el hualle da
una callampa blanca, una callampa amarilla y otra azul. De eso todo se comía.
Fijese y ahora. De eso todo se comía. Y de eso recogieron. Como sabían y no le
avisaban. Buta, se murió la gente. El muchachito ese se murió. Tenía 12 años el
cabro y yo estaba enfermo y afiebrado esos dias y me llevaron al hospital y ahí
estaba el muchachito. Que te duele le dijeron… no me acuerdo quien, un
carabinero parece que le preguntó. –“me duele el estomago”, dijo. Lo llevaron al
tiro pa´Angol, murió. Si yo no estoy mintiendo. Toy hablando lo que es verdad.
Oiga y yo no le conocía el nombre. El chileno le decían al pobre amigo, al padre.
Pero no se como se llama, el padre. Gente pobre. Andaban cazando y se pillaron
un gargal. El cabrito subió arriba y se llevo el gargal. Se comió el gargal. Y eso
fue que se envenenó, y se envenenó la made también así. Se vieron fregados,
pero el cabro comió mas y murió. (Forestal Mininco había fumigado en una
plantación adyacente al bosque de hualle) -¿y avisaron que iban a fumigar?
Si no avisan nada. Eso es lo fregao. Porque llegaban no mas y tiraban ellos.
Buta. No avisan nada… y cuando se avisó. Despues cuando vieron a la gente
enferma, ya de aquí esta gente supo, de Arauco. Ahí unos empleados, unos que
andaban. Mañana vamos a tirar y fue la vieja a carabineros. Y vino un capitan
y lo pilló ahí a esos dos. Y le dijeron que no tenían que tirar. Del filo (del cerro)
pa´lla si. Del filo pa´ca no. Del filo pa´lla no mas tenían que tirarle dijeron. Así
que eso estuvo bueno. Que si ellos nos decían también. Esto es un veneno que le
puede hacer mal a ustedes en comía. No, no hacían, no decían ni una cosa. -¿y si la Mininco habría avisado que iiban a fumigar, ustedes habrían sacado hongos?
No pue. No po. No habriamos sacado nada. Porque ya se habría dicho a la gente;
buta tiraron veneno. Fijese que tiraban en avión lloviendo, tiraban. No se si eso
se pegaría mejor, a si no se cual el… pero este (el avión) cuando pasó por aquí no
no estaba lloviendo. Y pasó un poquito mas arriba por una mata. Y pasó el
caballero vuelta y vuelta… ahí teníamos 10 familias de abejas… se murieron
toda y así a todos se le murieron pa´abajo. Y despues se armó otra vez ahora,
nuevamente otra vez..."

No hay comentarios.: